El médico como trabajador

La intención de este trabajo es provocar el debate para que encontremos una salida al problema en nuestro trabajo múltiple y desorganizado. Deseo que el autocuestionamiento y el pensamiento reflexivo al que estamos acostumbrados en otros órdenes nos brinde ideas y acciones claras para una salida en este atolladero.

Quisiera que cada uno de los colegas genere su propia producción al respecto, y de ese modo entienda y decida la conveniencia de la sindicalización como un camino necesario para la defensa laboral de nuestro colectivo. Sería esa una forma para encontrar la protección en el mundo laboral ya que el profesional médico ha sido muy maltratado en las últimas décadas.

Sin una sindicalización médica nuestro futuro laboral y profesional será incierto, porque seguramente comprometerá también a la salud pública, prosperando así el sector de la salud privada, de acceso condicionado para quienes pueden pagarla. Me propongo, como todo médico, hacer un diagnóstico y buscar soluciones, que esto sirva para la defensa de la actividad laboral diaria, que nos expone profesionalmente y a la que no supimos ni sabemos defender como corresponde. Quisiera comentar la realidad como yo la siento, después de un período de unos treinta y cinco años de ejercer nuestra profesión, por lo cual reconocerán en este relato las vivencias del colectivo médico, claro está no las de todos, pero sí de la gran mayoría, pues es lo que diariamente proceso desde mi actividad y por la referencia de los colegas médicos en los lugares de trabajo.

Gran parte del material recogido lo he documentado y publicado anteriormente en artículos de opinión o como material técnico desde hace años. En este trabajo, que se encuentra dividido en diferentes capítulos con temáticas específicas, desarrollaré de qué manera se afecta nuestra dignidad como trabajadores. Algunas de las ideas o planteos pueden superponerse en los diferentes apartados porque nuestra situación se compone como un entramado complejo que debemos comprender desde sus múltiples aristas.

Entre los ejes principales que dan estructura a esta obra es necesario remarcar los dos primeros, que son nuestras condiciones contractuales fuera de la legislación y el deterioro progresivo de las condiciones de trabajo. El tercer eje que se consolida a partir de aquellos anteriores y el que a su vez más nos afecta, es la pérdida de nuestro poder adquisitivo, que solo ha deteriorado aún más el ejercicio profesional.

Seguir leyendo texto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s